Textil vs. Metal: 5 diferencias clave para arquitectos

Cuando se trata de garantizar una alta calidad del aire interior (IAQ) en proyectos de construcción nueva o renovación, la elección de un sistema de difusión de aire es crucial. Tradicionalmente, los sistemas HVAC basados en metal han sido la opción preferida. Sin embargo, hoy en día, arquitectos, ingenieros y contratistas están reconociendo cada vez más las ventajas de la difusión de aire basada en textiles. Sigue leyendo para aprender sobre las cinco diferencias clave entre estos sistemas y sus beneficios para arquitectos y la calidad del aire en general.

 

1. La importancia de los materiales

conductos para arquitectos

Rendimiento: Los conductos metálicos suelen estar fabricados en acero, mientras que los conductos textiles utilizan materiales textiles ligeros determinados por las necesidades del diseño o el uso del espacio. Se utilizan diferentes telas para distintas aplicaciones, incluyendo telas antimicrobianas para procesamiento de alimentos, tela permeable para piscinas, telas antiestáticas e incluso colores o estampados personalizados que complementan el diseño interior existente.

Longevidad: A pesar de la percepción de los conductos metálicos como más duraderos, los conductos textiles a menudo superan en durabilidad a sus contrapartes metálicas, incluso en entornos desafiantes como instalaciones de fabricación o almacenamiento controlado de temperatura. Son lavables a máquina y se prueban regurosamente para garantizar que mantengan su forma, color y funcionalidad de flujo de aire con el tiempo.

Condensación y corrosión: En entornos de alta humedad como piscinas, los conductos metálicos pueden experimentar problemas de condensación y corrosión, lo que representa riesgos para la integridad estructural del sistema y la calidad del aire interior para los ocupantes. Los conductos textiles proporcionan un flujo de aire constante y uniforme sin el riesgo de daños por óxido o productos químicos.

2.Transporte e instalación rentables

Transporte: Los conductos metálicos son voluminosos y requieren planificación logística y vehículos grandes o servicios de carga para transportarlos al lugar de trabajo. En cambio, los sistemas de conductos textiles son compactos y pueden ser entregados directamente al lugar de trabajo a través de servicios de entrega confiables en todo el mundo en solo unos pocos días.

Instalación: Los conductos metálicos requieren herramientas especializadas, maquinaria y equipos capacitados para la instalación, lo que puede llevar semanas coordinar y programar. Los conductos textiles llegan en cajas de cartón estándar y pueden ser fácilmente ensamblados con herramientas comunes. La instalación puede ser hasta cinco veces más rápida en comparación con los conductos metálicos.

3. Eficiencia de precio durante todo el proceso

Si bien los ahorros exactos pueden variar según las especificaciones del proyecto, los sistemas de difusión de aire textiles generalmente ofrecen importantes ventajas de costo sobre los conductos metálicos. Los ahorros estimados oscilan entre un 30% y un 70%, al considerar los costos totales de instalación (transporte, instalación y mantenimiento). Materiales eficientes entregados por opciones de envío económicas y un proceso de instalación simple se combinan para ahorrar dinero en cada etapa del proyecto.

 

¿Interesado en obtener asesoramiento profesional?

4. Apto para una gran gama de aplicaciones gracias a su personalización

Los conductos textiles no se limitan a aplicaciones específicas de HVAC. Con una variedad de formas de diseñar a medida el flujo de aire, la permeabilidad, las propiedades antimicrobianas y la resistencia al fuego, son adecuados para diversos entornos, incluidos complejos de natación y deportes, procesamiento de alimentos, manufactura, almacenes, laboratorios, restaurantes, cines y tiendas.

Los conductos textiles pueden destacarse o mezclarse con una variedad de opciones personalizadas. En aplicaciones públicas donde los conductos de HVAC son visibles, los conductos textiles ofrecen una amplia gama de opciones de personalización que pueden complementar el diseño existente. Obras de arte especiales o logotipos impresos en los conductos proporcionan opciones adicionales de marca o identificación. La tipografía puede enviar un mensaje específico y una impresión especial ayuda a mejorar el diseño interior de la habitación.

5. Diseño ligero y amigable con el espacio

Los conductos textiles son notablemente ligeros, lo que los hace ideales para edificaciones temporales, estructuras históricas o aplicaciones de renovación y adaptación donde el espacio es limitado o la estructura es frágil. Su flexibilidad inherente les permite adaptarse a espacios reducidos sin comprometer la eficiencia en la distribución del aire. Esta característica es especialmente beneficiosa cuando preservar la integridad arquitectónica de edificios históricos es esencial.

Las soluciones innovadoras de conductos textiles representan aproximadamente el 10% del mercado global de HVAC, y su demanda continúa creciendo. Ya sea un proyecto pequeño o grande, los conductos textiles pueden ofrecer ahorros significativos de costos mientras se mantienen altos estándares de calidad del aire interior (IAQ). Los arquitectos y diseñadores de edificios pueden beneficiarse de la flexibilidad, eficiencia y posibilidades de diseño que ofrecen los sistemas de difusión de aire basados en textiles.

 

 

Información adicional:

Añade tela a tu diseño: HVAC diseñado para arquitectos

Blog: Más allá del metal, aplicaciones sorprendentes para conductos textiles

Sé el primero en obtener contenido valioso

Añade tu correo electrónico y sé de los primeros en recibir consejos y artículos de nuestros expertos acerca de la industria HVAC.